Catedral de sal de Zipaquirá; La primera maravilla de Colombia.

Imagen

Zipaquirá es un municipio que se encuentra ubicado en el departamento de Cundinamarca-Colombia, a 50km de Bogotá. Su nombre rinde honor a Zipa, un cacique muy importante de los Muiscas que se ubicó con su pueblo en esta zona; es conocida como La ciudad de la sal, debido a las minas de sal que ocupa; estas nacieron debido a una acumulación de sal en medio de la cordillera oriental colombiana, formada hace millones de años, y que después de un proceso natural se secó, se solidificó y dio como resultado la formación de rocas de sal.

En la actualidad -y desde 1995- la mina recibió modificaciones, en pro de la estabilidad de la estructura principalmente. Considerada como la mayor reserva de roca de sal en el mundo, las salinas de Zipaquirá se encuentran a 180 metros bajo tierra y se convirtieron en un destino turístico para colombianos y extranjeros, el diseño arquitectónico estuvo a manos del arquitecto bogotano Roswell Garavito Pearl, y la dirección de ingeniería a cargo de Jorge Enrique Castelblanco; tan grande es considerado el logro de esta construcción que en febrero de 2007 fue declarada la primera maravilla colombiana.

Imagen

Las salinas se dividen en tres naves; la de nacimiento/bautismo, la de la vida/muerte y la de la resurrección, cada una caracterizada por tener un altar. Además, la mina cuenta con atracciones como un espejo de agua (anteriormente una salmuera) generando un efecto óptico fascinante, un muro de escalar, que es considerado el más alto de Colombia, un auditorio y centro de convenciones con capacidad hasta para 800 personas, entre otros. Dentro de la mina se encuentra un camino que consiste en el Viacrucis con pequeños altares tallados en roca de sal, este camino lleva a la Cúpula compuesta por una cruz en bajo relieve y esta a su vez conduce a las tres naves nombradas anteriormente.
Imagen

Ahora bien, la importancia de la sal en Zipaquirá radica en la estabilidad económica y por consecuencia, social, que se generó en la antigüedad, tanto así que surgió una estructura perfectamente organizada de producción y comercialización de este elemento, convirtiéndose en el sustento del pueblo durante muchos años; el agradecimiento por esta estabilidad lo materializaron los mineros zipaquireños forjando La Catedral de Sal, convirtiendo su espacio de trabajo en un templo para alabar a sus santos, sin imaginar que hoy en día recibiría aproximadamente diez mil turistas extranjeros y cuarenta mil colombianos, que llegan a admirar la majestuosidad de uno de los santuarios católicos más importantes del país, además de encontrarse con el esfuerzo conjunto que aportan desde ingenieros y arquitectos, hasta escultores y diseñadores, con el fin de mantener en el mejor estado este patrimonio ambiental, cultural y religioso.

Para blog

Ahora que sabes algo más acerca de nuestra herencia cultural salinera te invitamos a que conozcas nuestros productos de iluminación, arte y decoración para el hogar inspirados en la Sal. Te esperamos en Catedral de Sal de Zipaquirá junto al Show de luces y sonido. Somos La Maloka Moderna, somos el futuro de nuestra tradición.

En Zipaquirá somos tu destino.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s